marzo 02, 2012

N'est pas noir


Esta cosa iba a tener fondo negro al principio, porque es más padre. Cuando entro a sitios con fondo oscuro siento que estoy verdaderamente entrando en un espacio físico, algún cuarto o algo. Y se puede leer más tranquilo. El blanco lastima mucho, aunque resulte al revés cuando uno cambia de negro a blanco, pero es precisamente el cambio lo que lastima, no tanto que el fondo sea oscuro. En algún lado leí que el MS-DOS estaba en caracteres blancos sobre fondo negro precisamente porque cansaba menos la vista y el grado de contraste era óptimo. Supongo que los colores negros son pixeles apagados, y por lo mismo, más ahorrativos y más nobles con la vista. Todo eso viene importar poco o nada cuando yo mismo entro al blog, porque luego veo estrellitas cada que me cambio a otras páginas. Lástima que en blanco se vea casi demasiado limpio y como de diseñador, (que conste que no tengo nada contra esta gente, este personaje es casi un hermano y dizque estudia diseño). La clave parece estar, como en todo buen amigo que he tenido, en que no se toma muy en serio nada, mucho menos la carrera. Es uno de los reactivos de fuego cuando conozco a alguien: quien se ofende por minucias de que le insultan lo que estudia es de esos que Cortázar diría que más convendría darse la vuelta y retirarse sin más (aunque en su caso, el reactivo de fuego era preguntar azarosamente sobre Dalí).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario