septiembre 11, 2012

Existencia


Fotografía Rodolfo Hurtado

Lo más complicado a la hora de agarrar la pluma o posar las manos en un teclado frente a la página blanca siempre ha sido esta idea: eso ya se dijo, y mil veces mejor.

4 comentarios:

  1. Sacudámonos el pesimismo, Rodolfo. Hoy tiene una microfábula dedicada, no sé si podrá decirse mejor o si ya se habrá dicho, pero se la debía, Don Belianís.

    Un abrazo
    Manuel

    ResponderEliminar
  2. "Lo que más aprecio en un verdadero escritor es aquello que omite por orgullo" palabras de Elias Canetti, con las cuales concuerdo,y al dejar de hacerlo o escribir que quieres dejar de hacerlo, y aun así escribir como no quieres escribir, es algo que se aprecia leer, y a mi me causa empatía.

    ResponderEliminar
  3. La primera idea seguro que sí. La siguiente o la siguiente puede que no. O bien repite la misma idea mil y una veces.

    Somos nefastos creadores. Somos sin embargo peores copistas. Siempre dejamos deslizar algo nuevo.

    Y finalmente la opción de renunciar directamente a las ideas... si es que eso fuera posible.

    O incluso, si la angustia se vuelve insoportable, a las matemáticas.

    O todo lo contrario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco en verdad su visita, Abraham. No dudo queden objetos por recoger, es más bien la sospecha de que están muy adentro del camino. Por otro lado, dónde más podían estar. Un saludo y mi agradecimiento por tenerle por acá.

      Belianís.

      Eliminar