agosto 29, 2012

Experiencia psicológica


—Ha dicho tu maestra que te observa disperso, distraído. ¿A qué crees que se deba?
—No sé. ¿A la calidad de las clases?
—Te voy a pedir que dibujes a tu familia en esta hoja.
—Listo.
—Veo que dibujaste un poco chueco a tu papá. ¿A qué crees que se deba?
—No sé. ¿A que no sé dibujar?
—Verás, no. No se debe a eso.
Y así sucesivamente.

1 comentario:

  1. La disección del sentimiento y su reverso, la voluntad, tienen en la terapia de la gestalt al verdugo número uno. Freud es menos invasivo. Delicada evocación con la chiquilla persignándose. Me cautivó.

    Salud, Don Belianís

    ResponderEliminar